El deleite del sexo anal sin dolor


El sexo anal es estimulante, placentero y un apetecible desconocido. ¿Cuántos no hemos pensado en el sexo anal sin dolor? En teoría, todos. Últimamente he querido probar cosas nuevas con mi pareja y hemos intentado con el sexo anal. Se que muchos lo han experimentado pero evitan hablar de ello y otros querrían hacerlo pero no tienen el valor, pues le temen la tortura, pero ¿Cómo hacerlo sin sufrir dolor en el intento?

La penetración anal suele considerarse un acto invasivo y desagradable, a menudo entendido como casi violento. Pero esto es sólo una visión limitada, porque si lo quisieras, podría ser la mejor experiencia sexual de tu vida. Muchas personas, quienes lo practicamos, por desgracia, después de equivocarse la primera vez, no quieren repetir la experiencia y otras prefieren sufrir con tal de satisfacer a su pareja, pero, ¿Qué pasaría si te digo que el sexo anal puede ser disfrutado por ambos?

Antes de contestar a “Cómo conseguir una penetración anal placentera desde el principio”, las principales preguntas que deben tener respuesta para solucionar el problema son las siguientes: ¿Cómo se lubrica el ano? ¿Cómo dilatar el ano? ¿Qué posición adoptar durante el sexo anal?

sexo-anal-sin-dolor

Usa el mejor lubricante para sexo anal.

Si deseas disfrutar de un buen sexo anal sin dolor, recuerda siempre que con el uso de un buen lubricante todo puede cambiar.

Somos cómplices de tus fantasías y deseos, atreve a disfrutar de nuevas sensaciones.

Ya no te preguntes más cual es el mejor lubricante para sexo anal en nuestra sexshop, tienes uno especial para cada ocasión.

En primer lugar, intenta relajarte y prepararte de forma intrigante y positiva para disfrutar tanto como lo hago yo, prepara el ambiente con música suave y velas perfumadas, olvida el miedo al sufrimiento, repite varias veces en tu cabeza “no habrá dolor” y trata con lo siguiente:

Como tener sexo anal sin dolor

  • Cuando utilices el lubricante, estimúlate ó, mejor aún, déjate estimular suavemente el ano, primero externamente y luego cada vez más profundamente, empezando con un dedo y continuando con un juguete sexual suave como el A-play Plug anal vibrador con su forma diminuta que te acariciará en un gesto romántico y nunca invasivo.
  • Juega siempre. Disfruta de la estimulación anal y déjate llevar por el placer. Una vez que tu ano esté preparado (lo vas a notar con facilidad), te asaltará una mezcla de sensaciones nunca antes experimentadas que afectan a tu espalda, brazos, piernas, genitales y, por supuesto, a tu ano.

En general, se cree que el orgasmo anal es más intenso en el hombre que en la mujer debido a la ausencia, en esta última, de la próstata, pero también la esponja perineal, que es la zona esponjosa de tejido eréctil situada entre el ano y la vagina, es una zona erógena importante para la mujer. Además, si tu anatomía lo permite y lo facilita, es posible alcanzar el punto G por detrás.

Conversa con tu pareja para comenzar lenta y repetidamente, acostumbrense a este nuevo sabor sexual e introduzcan en sus cabezas (y no sólo ahí) las siguientes verdades sagradas: el orgasmo anal existe y el sexo anal sin dolor también. Y el punto será como una fiesta de Nochevieja celebrada en el dormitorio con los fuegos artificiales de toda una ciudad explotando en la intimidad de las cuatro paredes, créeme.

  1. Evita siempre pasar de la penetración anal a la vaginal. Una vez iniciado el coito anal, limítate a ello: evitarás el riesgo de transmitir bacterias de forma estúpida.
  2. Por último, ponte cómodo. Elige la posición más relajante del Kama Sutra que conozcas (te recomiendo la posición de la “cuchara”, es decir, de lado con tu pareja detrás de ti) y abre de par en par… las puertas a las sensaciones más fuertes que jamás hayas experimentado.

Deja un comentario

Item added to cart.
0 items - $0.00